Tras el accidente de tránsito presentado el sábado hacia las nueve de la noche, en la cra 33 calle 28 diagonal al Coliseo del Inst. Julia Restrepo de Tuluá y donde murió Stefania Montaño Loaiza, de 17 años y estudiante de 11 grado del Colegio Comfandi, las autoridades determinan no sólo en realidad quien conducía la BWS de matrícula FYT 69 D, donde ella iba en compañía de su novio Juan Andrés Castrillón Mejía, quien también resultó con heridas, sino además si todos los involucrados en el hecho, tenían póliza para conducir moto ya que son menores de edad. De no ser así la multa se trasladará a los responsables de los muchachos.


En la otra moto de placa DPi 23 D iban Andrés Hernández Mejía y Juan Alejandro Piedrahita, también con lesiones.
El secretario de tránsito y movilidad de Tuluá, Henry Osorio Cárdenas, establecerá, quien violó la señal visible de pare y si además las dos motos llevaban sus documentos al día.
El insuceso revivió el tema de la conducción vehículos en menores y qué estaban haciendo los mismos en medio de CV-19 y a pocos minutos de toque de queda y ley seca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *